Seleccionar página

AMPARO TOMÁS

Cuando yo estudiaba periodismo conocí a una chica excepcional. Amparo. Dejó la carrera en segundo porque le interesaban las Ciencias Políticas. Ya entonces (y con 20 años) sus amigos sabíamos que Amparo era “la caña”, como decía ella. Hablaba de política con mucho argot (”lo que dice este pavo lo flipas…”) pero ella estaba muy por encima de todos nosotros en cuanto a comprensión y opinión. Sacó una Matrícula de Honor en la asignatura de “Ciencias Políticas” en segundo de carrera (todavía recuerdo la cara de orgullo y cierta admiración de nuestro profesor). Y recuerdo el examen: podías elegir entre una pregunta del temario que teníamos que estudiar o hacer un análisis de la evolución del PSOE desde su fundación hasta el día de hoy. (¡joder!) Yo elegí temario, claro. La otra requiere mucha cultura política, histórica, social y capacidad de análisis (debía ser una época de recientes elecciones que justificara la actualidad social de la pregunta, por aquello de que éramos estudiantes de periodismo). Podía haber sacado la carrera fácilmente, pero ella tenía otro destino y otras inquietudes

Creo que estudió Ciencias Políticas, aprendió a hablar inglés y viajó bastante. Manteníamos contacto por carta (entonces no había mails!) y me escribía unos relatos divertidísimos de los sitios donde estaba o cómo eran sus amigos. Aunque realmente era una chica brillante e inteligente (yo creo que era una superdotada), en realidad lo mejor de ella es que era una buena persona. Una buena persona de verdad. Bondad de corazón y de las que hacen algo por ello. Acabó trabajando en la ONU para los derechos humanos y salió por que pensaba que no estaban haciéndolo bien. Era crítica y activa. Fue declarada persona non grata en Filipinas por su lucha por los derechos humanos (todavía se me pone la piel de gallina cuando recuerdo su relato sobre lo que veía de la prostitución de las niñas, a las que golpeaban con juegos sadomasos hasta matarlas). A ella también se le ponía la piel de gallina como a mi, pero yo estaba en casa y ella hacía algo. Por supuesto, el gobierno filipino se ocupó de que no volviera a el pais. Cuando alguien molesta tanto es que estaba haciendo algo efectivo y realmente “molesto”.

La última vez que la ví fue el día que hubo en España la manisfestación por la guerra de Irak. Ella estaba aquí y quedó con nosotros (Inma, Enric y yo) y nos contaba cosas y nos preguntaba. Por la noche vino con marcas de tintura roja por el cuerpo. Nos dijo que se había disfrazado de víctima de la guerra con vendas y sangre por todo el cuerpo porque las víctimas no tienen voz, ni pueden salir hablando por la tele, ni nadie les escucha. Ella les daba voz. Le hizo gracia la campaña del gobierno que circulaba por entonces para la legalización de inmigrantes: “papeles para todos”. Ella reía y decía “¿cómo? Papeles para nadie, ni para ellos, ni para ti, ni para mi”. Siempre riendo. En realidad, nunca supe el auténtico alcance de su labor. Me preguntó si creía en dios y mantuvimos una conversación muy interesante sobre el tema sin llegar a ninguna conclusión, las dos teníamos pruebas para creer que sí (incluso ella, que era testigo de los horrores y las miserias humanas). Hablamos de la muerte y me confesó que presentía que moriría de un disparo.

Pasé mucho tiempo sin saber de ella. Pero siempre les hablaba a los demás de Amparo. “Yo tengo una amiga que trabaja por los derechos humanos…” Me enteré de su muerte absurda por un golpe de un tranvía en Valencia. No en un país lejano, ni por una pistola que buscara venganza, ni en la lucha por los derechos de los más desfavorecidos. Muerte absurda y sucia que parece que saca la lengua y se burla de nosotros llevándose a alguien como ella. La muerte existe. Imprevisible, indecente, injusta y aletoria. Pero la muerte me ha contestado la pregunta que nos hacíamos una tarde en una chocolatería. Definitivamente tengo la prueba. Dios no existe.

 

NUNCA OLVIDARÉ A AMPARO.

http://www.elpais.com/articulo/Comunidad/Valenciana/legado/Amparo/sigue/vivo/Nepal/elpepiespval/20090527elpval_11/Tes/